miércoles, 4 de junio de 2014

Puppeteer

Abandonado.

Salió el mes pasado en PS Plus. Y como sabéis, hay una forma de conseguir 15 días gratis, así que me decidí a bajarlo. Hacía tiempo que le tenía echado el ojo y quién sabe si en un futuro habría terminado comprándolo. Me llamaba la atención por su aspecto, el diseño, el arte del juego es muy bonito y llamativo. Tiene un aire a juego indie. Pensaba que entraría en mi lista de juegos "mágicos" junto a Limbo, Journey, Machinarium, etc... pero no.

Su desarrollo es demasiado lento. Los pocos mundos que jugué se me hicieron eternos. Recuerdo jugar un acto de 3 misiones en 40 minutos y como si llevase toda la tarde jugando. Estaba hasta cansado. No son pantallas de 5 minutos, si no de 15 o 20 cada uno, lo que hace que para pasarte un acto tardes de 40 a 60 minutos. Y son 9 mundos con 3 actos y cada acto con 3 misiones, si no me equivoco.

Las cinemáticas antes de cada pantalla son muy aburridas, demasiado "infantiles" y usando esta palabra de la forma negativa. Al tercer día ya las saltaba!. Odiaba al oso, al tigre, a la bruja... y para alguien como yo, que le encanta la animación, decir esto es grabe. No me interesaba nada, ni la historia que no se ni si la tiene. Y en un juego como este fallar en algo así, mal asunto. Personajes sin gracia, sin alma, lentos, pesados. Solo se limitan a hablar y ya está. Y eso que esta doblado, pues incluso los personajes de Little Big Planet, que solo murmullan y tienes que leer, son más interesantes.

El tema de las cabezas no terminaba de convencerme. El personaje no tiene cabeza y vas encontrándote por el camino muchas de diferentes tipos. No valen para nada, no te dan habilidades o algo así, son solo "corazones". También valen para abrir puertas secretas, pero tienes que tener la indicada y claro, si el dibujo de la pared no coincide con la cabeza que llevas, no se abre. Depende de la suerte, así que casi nunca llevaba la que necesitaba. Además son todas feas. Ya en tu primer encuentro con el personaje, tu primera cabeza es una araña que hace al personaje horrible y eso la primera vez que lo controlas. Se me quitaban las ganas, el juego ya perdía encanto nada más empezar!

Las tijeras, que parecían lo mejor son muy, muy cansinas. Tienen un control muy tosco y cortar cosas para ascender o alcanza sitios se hace tedioso. No terminan del funcionar bien en algunos casos donde claramente estas al alcance de lo que tienes que cortar pero el personaje no avanza. Y esto me paso en un jefe final donde apenas tenía unos segundos para cortarle, pues más de una vez no pude porque no le daba la gana cortar, el tiempo se acababa y tenía que volver a empezar.


Otro punto de vista

De vez en cuando te topas con algún saltito mal calculado o sitio donde usar las tijeras que no está bien diseñado. No moría por mi habilidad o yo no sentía que saltara mal, si no que veía que el juego no funciona, está mal diseñado en algunos puntos. No soy tan egocéntrico como para no darme cuenta. Esto no es Guacamelee, donde ahí si, cuando moría sabía que había sido por mi culpa de no haber hecho bien el salto. Pero aquí en Puppeteer no. Terminaba desquiciado por estos pequeños fallitos. Menos mal que es fácil conseguir vidas.

Para demostrar si estaba en lo cierto hice una prueba. En el 2º mundo, donde aún continuas aprendiendo habilidades y como jugar, decidí pasarle el mando a mi sobrino, un niño de 9 años acostumbrado a jugar a New Super Mario Bross o Rayman Origins y Legends, para ver cómo se desenvolvía.
Pues bien, vi como mis 30 vidas acumuladas desaparecían en apenas unos minutos. Muerte por todos lados. Dudo muchísimo que mi sobrino se pasara Puppeteer.
Cada 2 por 3 hay un jefe final y yo soy muy tiquismiquis con ellos. No diré que no me gustan, pero me cansan muy fácilmente. Nada más empezar, ya en los primeros mundos tienes varios. En otros juegos son cómicos, pequeños minijuegos o difíciles. Aquí no. Aquí son todos iguales, fáciles y sosos. 

No es que esperase gran cosa del juego, ya que no estaba ni en mis planes jugarlo ahora, pero como mínimo divertirme, pues ni eso. Es que ni lo he terminado. ¿Cuantos juegos de esta generación he abandonado por aburrimiento?. Con este, 5 de más de 100 que he jugado entre Wii, PS3 y PC. Sin mencionar que mi sobrino de 9 años no lo volvió a tocar y mi hermano de 22 que es el que más lo quería jugar lo ha terminado a desganas.

Sin puntuar.

1 [Comentarios]:

Shock dijo...

A mí el principio me pareció igual, pero poco a poco me fue enganchando... y no digo más, que pronto haré el análisis :D