domingo, 8 de junio de 2014

Dragon's Dogma: Diario 3

Continuo con Dragon's Dogma. Llevo unas 30h y la cosa mejora. He empezado a disfrutar de verdad el juego, aunque me ha costado.

Al principio da un poco de miedo explorar el mapa. Y es que casi recién empezado el juego (tenia nivel 15) hacer una misión de escolta y que te manden a la otra punta del mapa, encontrándote por el camino una Quimera (un león, mitad cabra y la cola de serpiente) pegando saltos de 50m o más para comerte y después, dragones volando por encima de tu cabeza escupiendo fuego... pues como que acojona un poco y sales por patas. No era el momento de hacer esa misión de escolta, pero es que no hay nada o nadie que te diga "no hagas esa misión", está ahí, pero no sabes cuando tienes que hacerla!.

Hay veces que incluso siguiendo bien el camino el desafió es grande. De camino al bosque de la bruja, me costó 10 minutos matar A UN TÍO! un simple ladrón de los muchos que había. El muy, nos mataba de un golpe o dos, pero no es que lo estuviera haciendo mal, no, es que tenía que ir por ahí. O como cuando bajas al pozo en Cassardis y tienes destrozar unos huevos de Saurio y te sale uno gigante, en el que gaste todos los objetos y bombas.
Aunque de vez en cuando te topas con Ogros o Cíclopes, que aunque no son mancos, son más tontos y fáciles de matar, sobre todo si trepas por su espalda, como si de un Colossus se tratara y le clavas la espada cabeza.

Es una pasada estar haciendo una misión, tranquilamente salir de la ciudad y que te avisen de un ataque inesperado a una caravana, ir en su ayuda, estar cargándote unos Goblins y que te caiga del cielo un Grifo!. Mi personaje salió rodando del viento que levantaba, luego pude atacarle e incluso subirme encima, pero se marchó, no era el momento de pelear contra él. Impresionante. Eso no formaba parte de la misión, ni me lo esperaba.

Y hasta aquí la parte 3. Ya os contare más la próxima.


Dragon's Dogma: Diario 2 | Dragon's Dogma: Diario 4 (Próximamente...)

0 [Comentarios]: