jueves, 28 de julio de 2016

TOP 5 JEFAZOS MÁS BESTIAS del Bloodborne


Video con imágenes de mis enfrentamientos donde cuento cuales son para mí los mejores jefes de Bloodborne.

No he jugado nunca nada parecido. A mi lista de juegos favoritos por su ambientación, su diseño artístico, su música, los enemigos, el combate, los jefes... Eso si, el juego no es perfecto. Los únicos fallos que le veo son. La historia ¿tiene? no me he enterado. La caída en picado que pega la dificultad de los jefes, muchos, más de la mitad me los he pasado a la primera. Las armas, muy pocas y ninguna mejora a la Cuchilla dentada, es la más equilibrada, la más rápida y mejor balanceada esta para el combate, todas las demás tienen algún hándicap.

Antes de empezarlo estaba acojonado, llevaba AÑOS oyendo hablar de los juegos de FROM SOFTWARE y su dificultad. Me compre Bloodborne con miedo a no pasármelo, a abandonarlo por desesperación, pensaba que mi pobre mando acabaría estampado contra la pared en algún enfado. Pero al final ha sido todo lo contrario. Lo termine encantado. No llegue a la desesperación ni una sola vez, a pesar de que algún jefe... bueno, eso lo cuento en el video. ¿Por qué no llegue al enfado nunca? Porque cuando un juego está bien hecho, el diseño de niveles es inteligente, su combate esta refinado al milímetro y sabes que si fallas es tu culpa, no puedes enfadarte. Te enfadas cuando un juego es malo y su jugabilidad frustra, Blooborne engancha. La única dificultad/semi trampa que le veo al juego, es la barra de vida. Es muy corta, pero amigo, llevas mínimo 20 viales para curarte y he terminado con más de 100 guardados,  nunca faltan. O sea, que de vida vas sobradísimo. Por eso digo semi trampa. La trampa está en ponerte la barra corta para que mueras en nada, pero para eso tienes un botón de esquivar. El personaje es muy hábil. Con saber gestionar esas dos cosas, huir a tiempo para gastar viales, el juego se hace muchísimo más fácil. Al principio si se hace cuesta arriba, la curva de aprendizaje es muy alta, reconozco que el primer día me hice pequeño frente a Bloodborne, imponía muchísimo y pensé en dejarlo, pensé en que no podría, pero pude. Si juegas con cabeza, te aprendes los patrones de los enemigos, tienes paciencia... al final no es tan difícil. Es más, te diré que está muy sobrevalorada su dificultad. Si, cualquier mindundi te mata de 3 golpes, pero se trata de jugar concentrado teniendo eso en mente. Así que una vez más, pienso que la comunidad de jugadores se está yendo a la mierda y la peña no tiene ni puta idea de videojuegos. El Super Star Wars de SNES, eso sí que era difícil. De los Souls ya hablare, que tengo pensado jugarlos.

0 [Comentarios]: