miércoles, 10 de mayo de 2017

Xenia Wood

Se te va la cabeza de lo irreales que son esas tetas. Menudas calabazas. Rezo para poder vérselas. Es un delito que no se la pueda ver completamente desnuda. Y un milagro sería verla follando.